Proceso

La Industria transformadora de forrajes está obligada por sus especiales condiciones intrínsecas a asentarse necesariamente en las zonas de producción. 

El proceso que sigue el cultivo de forrajes y en concreto, de la alfalfa, como materia prima, se destina a su transformación a través de un proceso de deshidratación.